TEST DRIVE – Análisis del Chery Tiggo 2 Pro: nueva imagen y mayor calidad para uno de los SUV más chicos

TIGGO 2 PRO 5 v
Inicio » Noticias » TEST DRIVE – Análisis del Chery Tiggo 2 Pro: nueva imagen y mayor calidad para uno de los SUV más chicos

Compartir esta noticia

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Es uno de los modelos más económicos de su tipo.

La transformación de Chery en nuestro mercado está comenzando. Para entender el contexto, es la primera vez que, tras el debut en la Argentina en 2008, la marca china reformula profundamente su gama.

En este proceso se dieron de baja modelos consagrados como, por ejemplo, el Tiggo 3 o el citadino QQ, que dejaron de ofrecerse recientemente. En ese mismo grupo también se encuentra el Tiggo 5.

Chery apunta a especializarse en los SUV. Y yendo en esa dirección está abriéndole paso a la nueva generación denominada Tiggo PRO, que muestra una evolución estética, mayor calidad, y mejoras en equipamiento y tecnología.

En Argentina, esta nueva línea debutó a fines de 2021 de la mano de este Tiggo 2 PRO que convivirá con el tradicional Tiggo 2 lanzado en 2018.

Próximamente la familia se agrandará con la llegada del Tiggo 4 PRO, que también se ofrecerá junto a la gama Tiggo 4 (reemplazante natural del Tiggo 3).

Nuevos objetivos

Chery tiene claras intenciones de seguir afianzándose en nuestro mercado, y no sólo con la incorporación de nuevos productos (otro confirmado para 2022 es el Tiggo 8).

El año pasado, la marca manifestó intenciones de instalar en el país una fábrica de vehículos eléctricos para abastecer al mercado local y regional.

Se esperaban mayores precisiones en febrero, luego de la visita del presidente Alberto Fernández a China, sin embargo desde la compañía no dieron mayor información al respecto.

Un chico con aires aventureros

Tanto el Tiggo 2 como el Tiggo 2 PRO son presentados por Chery como los modelos más pequeños de su gama SUV, aunque a ciencia cierta bien podrían aplicar dentro de la categoría de autos compactos con estética off road.

Están desarrollados sobre la plataforma del conocido Fulwin, que aquí dejó de ofrecerse hace unos años. Las dimensiones entre ambos son las mismas: 4,20 metros de longitud, 1,76 de ancho, 1,57 de alto y una distancia entre ejes de 2,55 metros.

Sus rivales directos son el Renault Stepway, el Honda WR-V, el Haval H1, y el Baic Senova, por citar algunos. Mientras que más adelante, cuando sea lanzado, también podría sumarse la nueva generación del Citroën C3.

La gama del Tiggo 2 PRO está compuesta por tres versiones: dos con caja manual de 5 velocidades (Comfort y Luxury) y otra con transmisión automática tipo CVT (variador continuo), utilizada en esta prueba de manejo.

El motor es el mismo que la línea estándar: un naftero 1.5 litros de 16 válvulas que, en este caso, estira su potencia de 105 a 109 caballos de fuerza.

Sus precios están expresados en dólares (a valor de cambio oficial) y son los siguientes: Comfort MT (US$ 21.990); Luxury MT (US$ 22.590); y Comfort CVT (US$ 24.290).

Nuevo ADN estético

La gran diferencia entre ambos modelos es estética. El nuevo diseño PRO brinda una sensación de mayor porte y potencia su look sport.

A simple vista en el frontal se destacan la nueva y amplia parrilla diamantada con fondo negro, las luces diurnas en el sector superior y el nuevo grupo de faros ubicado por debajo, que comparte espacio con los antiniebla. Las llantas, de 16 pulgadas, también tienen un nuevo diseño, mientras que en la cola es donde prácticamente se mantiene intacto.

Por dentro, se observa una calidad de materiales superior. En la plancha frontal hay detalles que simulan el diseño de la fibra de carbono. Y si bien son todos plásticos, y rígidos, las terminaciones están bien logradas.

La pantalla multimedia táctil es de 9 pulgadas (8” en el Trigo 2), y permite emparejar teléfonos os de forma directa mediante Apple Car Play. También se pueden conectar smartphones con Android, aunque para eso será indispensable bajar una app (QDLink) que permitirá espejar el teléfono en la pantalla.

La habitabilidad es buena, ideal para 4 pasajeros. El puesto de conducción podría mejorarse si el volante se regulara en profundidad (sólo lo hace en altura), así como en altura la butaca.La única solución que ofrece para esto es una ruedita que permite que el cojín pivotee de adelante hacia atrás y viceversa.

Para que sea PRO con todas las letras hubiera sido ideal la incorporación del motor 1.0 turbo de 101 CV que ofrece, por ejemplo, en Chile.

Sin embargo, mantiene el 1.5 del Tiggo 2, que es propulsor que se comporta bien en la zona baja de revoluciones, pero que se muestra ruidoso y perezoso cuando se busca mayor reacción.

Esto atenta, sobre todo, en situaciones de traspaso en ruta, donde no sólo las revoluciones se disparan por encima de las 5.000 rpm, si no que la acción toma un tiempo más prolongado que en otros modelos de la competencia.

Sí hay que destacar que es un auto estable en curvas entrelazadas; también dobla y frena muy bien, aunque donde más se los disfruta es en la ciudad.

Nota original: https://www.clarin.com/autos/analisis-chery-tiggo-2-pro-nueva-imagen-mayor-calidad-suv-chicos_0_kwTBU8Dsn8.html

OTRAS NOVEDADES